Mayormente nublado

15°C

Pilar, Buenos Aires

Mayormente nublado
Humedad: 82%
Viento: ENE a 19.31 km/h
Martes
Chubascos por la maana
13°C / 21°C
Miercoles
Mayormente nublado
14°C / 22°C
Jueves
SP_WEATHER_PM_RAIN
17°C / 21°C
Viernes
Tormentas elctricas
12°C / 23°C
Banner
Viernes, 23 Noviembre 2012 17:31

Tras acusaciones de maltrato en un centro de adictos, los dueños se defienden: “Las víctimas somos nosotros”

 

El Director Terapéutico de la asociación Civil “Volviendo a la esencia” desmintió los dichos de los internos. Señaló que el lugar posee habilitación y que las prácticas se ajustan a los tratamientos habituales para quienes consumen drogas. Señaló que el ataque a la institución “estuvo arreglado de antemano”.

Cristian Seoane, Director terapéutico del centro de Rehabilitación para adictos “Volviendo a la esencia” ubicado en Del Viso dialogó con Pilar de Todos y desmintió las acusaciones de los internos que ayer denunciaron que en esa institución eran sometidos a malos tratos, abusos y hacinamiento.

 

Seoane señaló que los hechos se desencadenaron por la reacción de una familia que decidió “sacar a la fuerza” a su hija de la institución, pero la joven, mayor de edad, no quería regresar con ellos y deslizó que el ataque “estuvo arreglado de antemano”.

“El jueves irrumpieron unas 50 personas con palos, y destrozando todo, les pegaron a los pacientes y a los consejeros. Esto estaba arreglado de antemano porque junto con la gente entraron cámaras de televisión”, manifestó Seoane.

Asimismo relató que “los maltratos de los que hablan son totalmente falsos”.

“Hay pacientes que vienen en contra de su voluntad y está acordado con las familias un distanciamiento propio del tratamiento. En esta situación, muchos de los pacientes que están judicializados aprovecharon la oportunidad para escaparse, otros fueron secuestrados por sus compañeros y unos tantos logramos localizarlos”, resumió.

En tanto, respecto a la habilitación, Seoane aseguró que “el lugar estaba habilitado para 50 personas y había internadas 47”.

“El resto de los pacientes estaba en calidad de ambulatorio u hospital de día. Poseemos habilitación del Ministerio desde el año pasado, en el medio hubo una mudanza y se estaba tramitando el nuevo permiso. Además hay más de 15 obras sociales que nos están pagando por trabajar con los pacientes”, completó.

“Lo que pasó fue una locura, acá nosotros somos las víctimas de la situación. Sabemos que hacemos las cosas bien, trabajamos con conocimiento y con el corazón”, cerró Seoane.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Facebook