Imprimir esta página
Aún son 15 los edificios escolares que continúan cerrados en Pilar En una escuela de Villa Rosa, docentes dieron clases en una plaza.
Miércoles, 05 Septiembre 2018 13:22

Aún son 15 los edificios escolares que continúan cerrados en Pilar

Allí funcionan casi una treintena de servicios educativos, donde se han registrados fallas de gas y electricidad. Ante el malestar de la comunidad, el Consejo Escolar asegura que se están apurando los trabajos.

Tras la explosión en una escuela de Moreno por una fuga de gas, que les costó la vida a dos trabajadores de la educación, fueron varios los establecimientos en la Provincia de Buenos Aires que decidieron cerrar sus puertas.

A ese panorama no le escapó Pilar, donde se llegó a clausurar las aulas de más de 20 edificios (sobre un total de 108), donde funcionan casi 40 servicios educativos, entre jardines de infantes, primarias, y secundarias.

Fallas en la instalación de gas y en los tendidos eléctricos obligaron a adoptar la decisión, aunque en algunas escuelas se continuó adelante pero con las llaves de paso cerradas.

La situación ya lleva más de un mes, lo que empezó a generar un fuerte malestar en la comunidad educativa, donde padres de alumnos de distintos establecimientos reclaman que se terminen de reparar las averías y se retomen las clases.

En ese sentido, hubo manifestaciones en la escuela 24 de Lagomarsino, la 23 de Villa Astolfi, las Secundarias 7 y 2 de Derqui, y la primaria 26, solo para mencionar algunas.

Desde el Consejo Escolar señalaron que el organismo está trabajando en resolver los problemas, y que si hay demoras es porque se necesita asegurar que no haya peligro para los que asisten a los establecimientos.

“El Consejo está trabajando en el último mes para que se retomen las clases, y las aulas se van abriendo. Estamos interviniendo en gas y electricidad; podemos estimar los días de trabajo, pero nos encontramos con algunos que demoran más que otros. Hoy (por este miércoles) podemos decir que terminamos en 4 edificios y mañana otros 4, donde estamos trabajando los sábados y domingos también”, señaló el Presidente del Consejo Escolar, Pablo Donoso.

“Las escuelas que están cerradas se deben a que hay equipos de gasistas y electricistas matriculados, para que cuando vuelvan padres, docentes, alumnos y auxiliares lo hagan en escuelas seguras”, añadió Donoso en una entrevista concedida al programa radial Agenda Propia, de 105.9.

Otro de los reclamos tiene que ver con que si bien las obras ya están concluidas en algunos edificios, hay demoras en los pasos administrativos que permitan retomar las clases ya que se necesita el visto bueno del área de Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires.

Pero Donoso expuso que luego de concretada la labor, se realiza una inspección, que muchas veces detecta que aún deben hacerse más mejoras.

Si bien el funcionario prefirió ser cauto respecto a los tiempos, sí manifestó que este miércoles retomaron las clases la Primaria 13 y Secundaria 24 de Villa Rosa, la Primaria 41 y Secundaria 25 de Pinazo, la primaria 43 y Secundaria 26 de Pellegrini, el jardín 916 de Derqui, la Secundaria 2 de Derqui, mientras que el jueves reiniciarán las clases en la Primaria 23, y Secundaria 11 de Villa Astolfi.

 

Reclamos

Los pedidos de obra para escuelas se extienden a lo largo de todo el distrito. Desde la Primaria 9 de Lagomarsino indicaron a Pilar de Todos que están sin clases hace más de un mes, en donde han sufrido problemas en los techos, pero también se detectaron graves roturas en las cañerías de gas.

“¿Por qué tuvieron que esperar lo que pasó en Moreno para hacer los controles? Hay mucha negligencia. Nuestros hijos estaban en riesgo, porque estaba rota toda la cañería de gas,  y nadie nos informó”, señaló una de las madres.

“Nos dijeron que el 14 de septiembre van a volver las clases, pero lo que pasa es que nunca se hicieron controles antes. Y si las clases no vuelven en la fecha señalada vamos a ir a reclamar a La Plata”, añadió.

En Villa Rosa, por ejemplo, docentes de la escuela 34 del barrio La Lata dieron clases en una plaza cercana al establecimiento, algo similar a lo que había ocurrido en Villa Astolfi.