Imprimir esta página
Para evitar basurales, el Municipio busca optimizar el traslado de residuos
Viernes, 20 Julio 2018 22:57

Para evitar basurales, el Municipio busca optimizar el traslado de residuos

Es a través de la instalación de puntos de transferencia, donde se derivan restos de poda y áridos, para luego trasladarlos a los centros de disposición final. En junio se hicieron más de 600 viajes.

Para evitar la formación de basurales a cielo abierto, la Agencia de Residuos de Pilar está implementando una estrategia basada en la disposición de puntos de transferencia.

En este sentido, ya se establecieron dos puntos fijos, uno en Pinazo y otro en La Lonja, y tres móviles en Villa Rosa, Derqui y Pilar centro.

Se trata de áreas donde se disponen desechos de poda o áridos, que se juntan en determinados barrios, que luego son retirados por otros vehículos de mayor porte.

As{i, se busca no solo sacar los desechos de los barrios, sino también optimizar el traslado de los residuos.

Respecto a esta iniciativa, el Director Ejecutivo de la Agencia, Mariano Santillán, destacó: “A lo largo del partido encontramos puntos de arrojo de residuos que si no se intervienen inmediatamente, fomentan la formación de basurales a cielo abierto. Por eso, con la instalación de los puntos de transferencia estamos trabajando para optimizar los recursos, reducir distancias y prolongar la presencia municipal en los barrios para una mejor prestación de servicios”.

Dejar los residuos en los puntos de transferencia permite a los camiones que prestan servicios de higiene urbana en las localidades, reducir los tiempos de ejecución de los servicios de recolección, optimizando recursos y acortando las distancias que históricamente insumía el traslado de cada carga hacia el predio de disposición final municipal conocido como Montonera.

En el punto de transferencia, los residuos se acopian de manera transitoria, se acondicionan, compactan, y en algunos casos se reducen a través de técnicas de chipeado, para optimizar la carga e incrementar las cantidades que finalmente serán transportadas en cada viaje hacia el lugar de disposición final.

En el segundo trimestre de este año, se realizaron 1491 viajes de camiones con residuos áridos y verdes, que se retiran de los puntos de transferencia y se llevan a la planta de disposición final municipal. En detalle, en abril se llevaron a cabo 446, en mayo 441 y en junio 604.

“En un partido como Pilar, con tanta superficie verde, la generación de residuos de poda es casi permanente y requiere procesos coordinados que permitan a las Secretarías de Gestión Territorial mantenerse siempre en la zona en la que prestan servicios, asistiendo a las necesidades de los vecinos, evitando la formación de basurales y la proliferación de vectores”, agregó Santillán.

Con los puntos de transferencia, el camión que recolecta residuos en el barrio no tiene que recorrer grandes distancias para descargar y volver al trabajo, sino que la deposita en los lugares establecidos para ser trasladados luego de que es reducido y acondicionado por personal municipal.

En Pilar existen en total cinco puntos de trasferencia. Dos fijos –uno en Pinazo, en José Bustamante 8699, y otro en La Lonja, en Seguí esquina Los Arrayanes- y tres móviles en Villa Rosa, Derqui y Pilar Centro, los cuales se movilizan también a otras localidades.