Imprimir esta página
Concejal opositora denunció que su marido fue despedido de la Comuna
Viernes, 10 Agosto 2018 21:34

Concejal opositora denunció que su marido fue despedido de la Comuna

Paula González, del Frente Pilarense, señaló que la desvinculación se dio al día siguiente de la sesión donde se opuso al endeudamiento para obras.

La concejal del Frente Pilarense Paula González denunció que su marido fue despedido como trabajador de la Comuna, y aseguró que la desvinculación responde a "una medida de disciplinamiento" de Cambiemos.

La desvinculación de su pareja, Gabriel Yoma, quien prestaba funciones como personal temporario desde 2014, es decir antes de la gestión del intendente Nicolás Ducoté, se dio un día después de que González y el resto de sus compañeros de bloque se opusieran al endeudamiento que aprobó el Concejo Deliberante para realizar obras de asfalto.

Para González no hay duda: la expulsión de Yoma, quien se desempeñaba en Rentas Comerciales y antes lo supo hacer en el área de Ceremonial, es un castigo a su postura ante el pedido de crédito, además de sumarse a una denuncia que la edil realizó por la presunta contratación irregular de una ONG.

González fue duramente insultada en la sesión donde se discutió el crédito, ataques que, aseguró, "fueron orquestados por el Ejecutivo".

Sin embargo, el tema no quedó ahí. Apenas un par de días después su marido fue expulsado "sin ningún tipo de explicación".

"Es una medida más de hostigamiento hacia mi persona, adoptada luego de la sesión. Es una persona (por Yoma) que trabaja desde 2014, antes de esta gestión. Entiendo que tiene que ver con una medida de disciplinamiento, lo que muestra como trabaja Cambiemos. Es un gobierno insensible, que le desorganiza la vida a la gente, por lo que no me llama la atención cómo adoptaron la medida", añadió González.

Es que según señalaron desde el Frente Pilarense, el trabajador quiso consultar su recibo de sueldo, pero el sistema le indicó que el legajo estaba dado de baja. Al averiguar, a Yoma le comunicaron desde Recursos Humanos que su vínculo con la Comuna había sido interrumpido el día posterior a la polémica sesión.

El edil Federico Achával, también del Frente Pilarense, le pidió al jefe comunal que "reflexione" y se interrumpan este tipo de prácticas.

"Esperamos que el intendente reaccione y entienda que puede haber miradas políticas distintas, que no significan como ellos creen poner palos en la rueda. Es una situación que vemos con mucha gravedad, donde también la vimos en 2017 y en la calle este año. Lamentablemente no escuchamos a un oficialismo haciendo autocrítica. Lo que intentamos humildemente es plantear lo que nos dicen los vecinos, como su preocupación por la seguridad, o el ajuste en salud. En este último caso nos trataron de mentirosos, pero la Secretaria de Salud (Mariela Paz ) nos admitió en el Concejo que no podía garantizar que no se vayan a hacer recortes en el sistema sanitario, sobre todo en lo que es atención primaria", planteó Achával.

Repudio
En la sesión del pasado jueves, el deliberativo aprobó un repudio a los insultos recibidos por González. Sin embargo, la edil expuso que no recibió disculpas por parte de nadie del oficialismo, al tiempo que insistió en que esas maniobras partieron desde el Ejecutivo.

"Este tipo de cuestiones no deben pasar en el Concejo y en ningún otro ámbito, por lo que no deben naturalizarse. Y otros pares plantearon que esto tiene que ver con mi falta de experiencia, pero eso no es así", manifestó la edil.

González, además, expuso que las agresiones que recibió no solo se debieron a su rechazo al pedido de crédito, sino también y sobre todo por haber denunciado a una ONG que prestó funciones para la Comuna el año pasado, a la que se le pagó 1 millón 200 mil pesos para elaborar una serie de informes en Acción Social.

El Frente Pilarense sostiene que el monto abonado es "injustificable", además de poner en duda la real existencia de la entidad, ya que en los domicilios informados hay casas particulares.

Desde la Comuna siempre defendieron el trabajo de la entidad, "Construyendo Familia y Futuro", y añadieron que una de las viviendas es de uno de los integrantes de la ONG.