Imprimir esta página
El Concejo comenzará a usar el voto electrónico en las sesiones
Jueves, 07 Junio 2018 20:42

El Concejo comenzará a usar el voto electrónico en las sesiones

Los ediles contarán con una botonera en sus bancas para votar los proyectos. Los riesgos de que las voluntades de los ediles pasen a ser secretas.

El Concejo Deliberante de Pilar ya tiene todo casi listo para comenzar a implementar el sistema de voto electrónico en las sesiones, una medida que aseguran colaborará con la transparencia del cuerpo legislativo, aunque paradójicamente podría significar todo lo contrario.


Se trata de una botonera con la que los concejales demostrarán su postura en cada proyecto tratado, y si bien aun falta el proceso de modificación del reglamento interno, en las próximas sesiones podría comenzar a utilizarse a modo de prueba.


Su puesta en práctica, además, convirtió a Pilar en el primer municipio de la provincia de Buenos Aires en implementar la votación electrónica en el deliberativo.


El funcionamiento, según detalló el Presidente del Concejo, Gustavo Trindade, es muy fácil: Cada concejal contará en su banca con un dispositivo con cuatro opciones.


La primera de ellas es para dar el presente, y así se sabrá si hay quorum o no para comenzar los debates. Luego, habrá tres botones que les permitirán a los ediles votar los proyectos: uno por la afirmativa, otro por la negativa y un tercero por la abstención.


Los resultados, numéricos, se verán en una pantalla y, a golpe de vista, se podrá saber si los proyectos son avalados o rechazados.


Trindade, que calificó al sistema como "innovador, práctico y moderno"; informó que la adquisición del sistema demandó una inversión de 90 mil pesos, que incluyen el software, los aparatos de votación y las capacitaciones que debieron realizar los integrantes de la Secretaría Legislativa.



¿Voto secreto?

Si bien Trindade confirmó que por el momento convivirán las dos maneras de votar - es decir la botonera y a su vez la tradicional a mano alzada-, se viene una discusión que tendrá como eje de qué manera se sabrá cómo votó cada concejal, con el riesgo de que se transforme en secreta la postura de cada edil.


"Está para evaluar si las votaciones son a mano alzada y con voto electrónico; solo electrónico y a mano alzada cuando haya un problema en el sistema o no haya luz", señaló Trindade, situación que será debatida en el marco de la discusión para reglamentar la implementación del novedoso sistema electrónico.


En ese contexto, si solo se usa la botonera, se sabrá con exactitud cuántos votos a favor o en contra tuvo determinado proyecto, pero no habrá chances de saber la postura de cada edil, ya que la botonera no estaría vinculada a cada nombre.


Fuentes de varias bancadas consultadas por Pilar de Todos no descartaron que solo se use la botonera, ya que la Ley no indica que la votación debe ser a mano alzada (sí el Reglamento interno, que podría ser modificado), aunque la polémica iniciativa aún no se definió.


Otros ediles, en cambio, señalan que deben convivir ambos sistemas, no solo para que no haya dudas desde lo numérico, sino para que, al alzar la mano, "la prensa y la ciudadanía sepan cómo votó cada concejal".