Imprimir esta página
Por la crisis económica, Ducoté ya analiza recortes y posponer obras
Jueves, 03 Mayo 2018 23:15

Por la crisis económica, Ducoté ya analiza recortes y posponer obras

Habrá menos labores en salud y educación. Insistió en la necesidad de obtener un crédito para obras de asfalto.

El intendente Nicolás Ducoté se mostró preocupado por la situación económica que está atravesando el país, la provincia y Pilar, y admitió que deberá posponer obras y recortar gastos.

En diálogo con Pilar de Todos, el mandatario expuso que la quita de impuestos provinciales a la boleta de la luz, medida anunciada por la gobernadora María Eugenia Vidal la semana pasada, le significarán a Pilar una pérdida de 164 millones de pesos en 2018, y unos 200 millones menos en 2019.

Pero además, indicó que la recaudación propia, es decir la que se nutre exclusivamente de tasas locales, aún no repunta, y se ubica por debajo de las proyecciones realizadas el año pasado.

Ducoté admitió que, por lo “imprevisto” es el momento más difícil que le tocó enfrentar como mandatario, aunque insistió que lo más complejo fue el primer mes como jefe comunal, cuando con una deuda de 300 millones de pesos tuvo que reprogramar pagos y afrontar sueldos del personal, en diciembre de 2015.

A la merma se le suma la quita de tasas que él mismo decidió, vía decreto, para algunos contribuyentes y pequeños comercios, con el fin de morigerar el impacto de la suba tarifaria.

“Tenemos que hacer el ejercicio de conciencia de ver qué cosas vamos a postergar. Qué cosas no podremos hacer en este 2018 y pasarlas para el 2019, o proyectos que demandaban 3 meses extenderlos a nueve. Estamos empezando a hacer un ejercicio de economía cotidiana para ver de dónde podemos empezar a recortar”, admitió Ducoté.

“Vamos a tener que postergar un montón de cosas. Normalmente nuestra mayor inversión era en obra pública, por lo que iremos administrando. Quizás bajando un poco la velocidad, por ejemplo, con la planificación de los nuevos centros de salud. Derqui ya está encaminado y se va a hacer, Manuel Alberti y Villa Rosa están completos al 80%, pero en Río Luján, Manzanares y Fátima no se ha iniciado obra. Así que pautaremos cuándo haremos arrancar esas labores. Algunas de las obras grandes en escuelas que íbamos a hacer, también están ahora en estudio. La inversión el año pasado en esa materia fue de 100 millones y ahora hicimos un corte en 40 millones”, agregó.

El mandatario también explicó que redujo la inversión en la nueva maternidad que se está construyendo a la vera de la Panamericana, a la que le iban a inyectar 10 millones de pesos, pero que finalmente quedarán en 5 millones. Y agregó que se pospondrán labores para ampliar el ex Instituto Pellegrini, donde se preveía este año incrementar la capacidad para aumentar la oferta universitaria y terciaria, con una inversión de 10 millones de pesos que quedará para el año que viene.

No obstante, el mandatario se mostró confiado en dos grandes labores que, espera, comiencen a dar sus primeros pasos en la segunda parte del año. Por un lado el desembarco de AYSA, desde julio, y la consiguiente extensión de la red de agua y mejora de la infraestructura actual.

Y por el otro expuso que ahora más que nunca es “indispensable” avanzar en un pedido de crédito al Banco Nación, por un monto cercano a los 600 millones de pesos, para hacer obras de asfalto.

La solicitud ya generó polémica, porque se trata de un préstamo a pagar a 15 años, con una tasa del 8%, pero con un capital que se actualiza según la inflación.

“Es indispensable el crédito. Lo más razonable es que obras que van a durar 15 años, se paguen en 15 años. De todos modos el pedido de financiamiento es un camino largo por recorrer, quizás haciéndose efectivo en el segundo semestre”, concluyó Ducoté.