Imprimir esta página
El Municipio secuestró más de 55 mil kilos de alimentos en mal estado
Miércoles, 25 Julio 2018 18:14

El Municipio secuestró más de 55 mil kilos de alimentos en mal estado

Fue durante operativos realizados desde principios de año. Carnes, lácteos, harinas y aguas fueron decomisados y destruidos.

En lo que va del año el Municipio de Pilar secuestró un total de 55 mil kilos de alimentos en mal estado, en operativos que se concretaron desde la Subsecretaría de Transporte.

El total de los decomisos representa el quíntuple de los elementos sacados de la calle el año pasado por no ser aptos para el consumo.

En detalle son 334 kilos de snacks, 1.850 de panificados; 3.750 de harinas y rebozados; 5.940 de quesos, lácteos y derivados; 1.895 de fiambres y embutidos; 5.605 de hamburguesas y congelados; 1.441 de pescado, 3.700 de pollos, 768 de lechones; 2.952 de trozos varios y 27.500 de media res. Además, se secuestraron 25.865 litros de aguas y bebidas.

“Maximizamos los controles a partir del trabajo coordinado entre el cuerpo de Agentes de Control de Transporte y Tránsito en los operativos en la vía pública y el personal de Abasto. Estamos aumentando las acciones tendientes a garantizar la seguridad de los alimentos que consumen los vecinos”, explicó Claudia Guerrero, titular del área.

En tanto, el coordinador de Abasto, Cristian Barrio, agregó: “Estamos logrando revertir la conducta de aquellos que transportan sustancias alimenticias ya que se ha incrementado la cantidad de camiones que pasan a Abastar: de 140 en promedio en 2017 se pasó a 290 en la actualidad. Este aumento se debe también a la permanente labor de docencia y concientización que realizamos. Esto nos indica que estamos en la buena senda, aunque somos conscientes que el camino a recorrer es largo, y que para ello se necesita trabajo y constancia”.

La intención es asegurar que los vecinos de Pilar –tanto en sus casas como en restaurantes, heladerías, locales de comidas rápidas y en todos los comercios donde se consuman alimentos- lo hagan en condiciones aptas de higiene a fin de evitar enfermedades y peligros para la salud, agregaron desde el Municipio.

El trabajo de Abasto se rige por el Código Alimentario Nacional, la Ley Provincial de Carnes y Disposiciones de Calidad Agroalimentaria de la Provincia Buenos Aires y la Ordenanza Municipal 44/82.