Imprimir esta página
Salud: Todo lo que hay que tener en cuenta para viajar en vacaciones 
Miércoles, 03 Enero 2018 23:24

Salud: Todo lo que hay que tener en cuenta para viajar en vacaciones 

El Departamento de Medicina Preventiva elaboró un instructivo para los viajeros. Remarcan la importancia de cuidados para quienes se dirigen a zonas con dengue, zika y chikungunya.

El Departamento de Medicina Preventiva, dependiente de la Secretaría de Salud del Municipio de Pilar elaboró un instructivo dirigido a quienes viajan en estas vacaciones.  

En él recomiendan siempre “que antes de realizar un viaje es recomendable informarse sobre el lugar de destino y realizar una consulta al médico o a un servicio de medicina del viajero antes de iniciar la travesía”.

La Dra. Laura Bialorus, responsable del área  señaló que “es muy importante aplicarse las vacunas y/o tomar la medicación indicada por el médico, de acuerdo al lugar elegido para vacacionar y la situación particular (edad, embarazo, enfermedad preexistente, etc.)”.

“Siempre se debe tener en cuenta que el carnet de vacunación este completo”, consideró Bialorus.

 Zonas con dengue, zika y chikungunya

 En cuanto a los viajeros que se trasladen a zonas con dengue, chikungunya y zika, cabe señalar que estas enfermedades se transmiten a través de la picadura del Aedes Aegypti.

“Cuando este tipo de mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma con alguno de estos virus y luego pica a otras personas, les transmite la enfermedad. El Zika también se transmite a través de relaciones sexuales”, explicaron desde Medicina Preventiva.

En ese punto, hicieron especial referencia a las mujeres embarazadas o en edad reproductiva. Las mismas deben extremar las medidas de prevención de picaduras de mosquitos, debido a la asociación entre el virus zika y el riesgo de malformaciones fetales, como microcefalia.

La medida más efectiva para la prevención es eliminar todos los objetos que sirven de criaderos al mosquito y también evitar sus picaduras.

Para ello se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Usar mangas largas y pantalones largos si se desarrollan actividades al aire libre.

Evitar en la medida de lo posible exponerse al aire libre durante las primeras horas de la mañana y al atardecer, las horas de mayor actividad del mosquito.

Utilizar espirales o tabletas repelentes.

Proteger las cunas o cochecitos de bebés con mosquiteros tipo tul al permanecer al aire libre y cuidar que permitan una correcta ventilación.

Utilizar repelentes sobre la piel expuesta y renovar su aplicación cada 3 horas aproximadamente. Deben utilizarse productos que contengan DEET (N, N-dietil-m-toluamida) ya que son los más eficaces.

Rociar también la ropa con repelente porque los mosquitos pueden picar a través de las prendas de tela fina.

En los bebés menores de dos meses de edad no se recomienda utilizar repelentes.

En los niños mayores de dos meses se deben usar repelentes con concentraciones de 10% de DEET. Se recomienda leer las etiquetas de los productos.

No permitir que los niños pequeños se apliquen ellos mismos el repelente, siempre lo debe hacer un adulto evitando aplicarlo en los ojos y boca de los  infantes y usarlo cuidadosamente alrededor de los oídos.

No aplicar el repelente en las manos de los niños, ya que éstos podrían llevar sus manos en la boca, ni tampoco ser utilizada en piel irritada, cortada o quemada.

No usar repelentes asociados a protectores solares en la misma formulación.

Usar preservativo en todas las relaciones sexuales.

En tanto, aquellos viajeros que regresan de sus vacaciones, deberán consultar inmediatamente a médicos o servicios de salud ante la presencia de estos síntomas: Fiebre sin resfrío; Dolor detrás de los ojos, muscular o de las articulaciones; Nauseas o vómitos; Cansancio o malestar general; Erupciones en piel.

También resaltan que no hay que automedicarse ni se debe tomar aspirinas.

Los especialistas del área  sugieren aplicarse la vacuna contra la fiebre amarilla. La misma es gratuita y brinda una inmunidad efectiva contra la enfermedad desde los 10 días posteriores de su aplicación.

Es obligatorio aplicar la vacuna antimarilica a los 18 meses de vida, con un refuerzo a los 11 años, para quienes habiten en áreas de alto riesgo. Esta vacunación también deben realizarla aquellas personas que viajen a áreas de riesgo con dos semanas de anticipación, a fin de asegurar la protección contra esta enfermedad.

La fiebre amarilla es una enfermedad viral que está presente en numerosos países de América del Sur y África. Los síntomas son variables, en los inicios puede ser asintomática y, pasados los 3 a 5 días desde la picadura, comienza el período de infección acompañada de fiebre mayor a 39 grados, dolores de cabeza, náuseas, mareos y malestar general.

La vacuna se aplica en:

Sanidad de Fronteras: Pedro de Mendoza y Blanes y 20 de Setiembre (bajo la autopista. La Boca). Teléfono: 01152734603 de lunes a viernes de 10 a 15hs. Concurrir con documentos de identidad o pasaporte (sin excepción). Los mayores de 60 y menores de 1 año con certificado médico autorizando la aplicación de la vacuna.

Hospital Posadas Illia y Marconi, Palomar. Teléfono: 01144699300 Se vacuna martes, jueves y sábados de 8 a 12. En caso de menores de 2 años y mayores de 60 deben concurrir con orden médica.

Hospital Interzonal General de Agudos Eva Perón (ex Castex): Avenida Balbín 3200 (ex Ruta 8) Se aplica los días martes de 8 a 12 horas con orden médica.