Imprimir esta página
Malestar y confusión por el cambio de circulación del Puente Champagnat
Lunes, 13 Agosto 2018 19:27

Malestar y confusión por el cambio de circulación del Puente Champagnat

Tras habilitarlo, se informó que será solo mano hacia la USAL. Para entrar a la ciudad hay que usar el cruce de “Pelba”. Hay quejas del comercio, desorientación en los conductores y enojo de vecinos de la zona.

Luego de que el puente Champagnat fuera reabierto al tránsito, tras 30 días de obras de repavimentación, y se informara que el mismo se convertiría en una vía de mano única – hacia la USAL -, estalló el malestar en automovilistas, comerciantes y vecinos de la zona.


Es que, tal como quedó diagramado, ahora todos aquellos que usaban ese puente para ingresar al centro de la ciudad, no podrán hacerlo más sino que deberán usar el cruce conocido como “Puente de Pelba”.


La medida, que fue tomada por AUSOL, se suma a la que se aplica en las colectoras que se extienden entre ambos cruces; que también volvieron a ser de un solo sentido.


Si bien el ojo está puesto en brindar una solución al caos de tránsito en esa zona, hay también voces que se oponen al diagrama, que en los primeros días generó confusión en los conductores, acostumbrados a acceder al puente para entrar a Pilar Centro.


Pese a que en las primeras horas del pasado viernes y parte del sábado, hubo agentes de tránsito, cuando éstos se retiraron, las señales no fueron suficientes para evitar el uso de Champagnat hacia el centro.


Las críticas también llegaron desde el comercio. El Vicepresidente de SCIPA, Daniel Castro fue uno de los más enérgicos quien tildó a la medida de “improvisada” y de expulsar a quienes busquen entrar a la ciudad.


“Había dos alternativas: facilitar el ingreso a la ciudad antigua del Distrito favoreciendo al comercio y a los vecinos o, como se hizo ahora, facilitando el ingreso a la Universidad”, señaló Castro a través de un mensaje en Twitter.


Y agregó que “es extraño que hayan anulado el ingreso a la ciudad por el puente. La improvisación se destaca en no cuidar el ingreso al comercio y los vecinos que a veces atraviesan Pilar para retomar la Ruta 28 o Ruta 25 o 34”.


Varios usuarios, utilizaron las redes sociales y también manifestaron su malestar apuntando a “las complicaciones” de transitar por la zona.  


Flor Ochoa escribió que para ella es “deprimente el concepto de Urbanismo que llevan a cabo con este tipo de obras”. “¿Alguna complicación más quieren agregar? El problema ahí está en el acceso de la calle Champagnat. No en el uso del puente. Justamente de eso se trata. De conectarte de un lado a otro. No de tener que dar la vuelta al mundo para entrar al centro de Pilar”, relató.

El abogado Gustavo Madeira, en tanto, opinó que con la medida “desaniman y complican la entrada al centro de Pilar y la utilización de comercios y servicios”.


“El puente Champagnat históricamente es la "segunda" entrada a la ciudad, entiendo que eso debía prevalecer”, destacó el profesional.


Mientras que vecinos de la zona, relataron que antes solo cruzaban el puente y llegaban a sus casas, pero ahora deberán acostumbrarse a dar varias vueltas para llegar a destino.


“Un desastre el cambio de mano. Quienes vivimos en Champagnat pasamos a quedar aislados”, resaltó un usuario, también en las redes sociales.


“La congestión llegó a Pilar”

Por su parte, desde la Subsecretaría de Tránsito y Transporte defendieron la medida y, si bien aceptaron que estos días “la gente está bastante confundida”, también pidieron que presten atención a las señales de tránsito, tanto horizontal como vertical.


“Lo que se hizo fue generar un par circulatorio, entre el Puente Champagnat y el cruce de Pelba, porque Champagnat estaba colapsado”, explicó Claudia Guerrero al programa Agenda Propia FM (105.9), titular de esa dependencia en Pilar.


“Sabemos que lleva tiempo romper una costumbre de hace tantos años. La gente está bastante confundida pero hay que prestar atención a las señales de tránsito”, indicó la funcionaria que al mismo tiempo adelantó que ya están pensando en aplicar modificaciones en otras zonas críticas de ingreso a Pilar.


“Hay que reorganizar el tránsito. Pensar que se hace con el estacionamiento, la carga y descarga. Son procesos largos, pero que hay que hacerlos porque la congestión llegó a Pilar”, completó Guerrero, quien adelantó que también se analizarán cambios en calles del centro y barrios cercanos, como Villa Morra.