Imprimir esta página
Quieren derogar una normativa que “criminaliza y persigue a las trabajadoras sexuales” Imagen ilustrativa.
Martes, 03 Julio 2018 20:40

Quieren derogar una normativa que “criminaliza y persigue a las trabajadoras sexuales”

Se trata del artículo 68 del Código Contravencional, que le otorga a la Policía facultades para arrestar a las personas que realicen supuestas manifestaciones “escandalosas” en la vía pública.

La Diputada Provincial Lucía Portos, presentó un proyecto ante la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires que busca la derogación del Artículo 68 del Código de Faltas bonaerense, al señalar que este “criminaliza y persigue a las trabajadoras sexuales”. 

Ese artículo señala que “será penado con una multa de entre el quince (15) y el cuarenta (40) por ciento del haber mensual del Agente del Seguridad (Agrupamiento Comando) de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y arresto de cinco (5) a treinta (30) días, la persona que ejerciere la prostitución, dando ocasión de escándalo o molestando o produjere escándalo en la casa que habitare”.

“El artículo 68 criminaliza y persigue a las trabajadoras sexuales e identidades diversas y representa un peligro para los derechos humanos, pues le da poder discrecional a los agentes policiales, lo que incrementa situaciones de grave violencia institucional contra la población y atenta contra el derecho de todas las personas a transitar por el espacio público de la Provincia”, expuso Portos.

“Siempre hay voluntad represiva en algunos agentes, lo que termina redundando en la seguridad de las trabajadoras sexuales, pero también en abusos y persecuciones. En un Estado de Derecho no debería haber semejante habilitación para las fuerzas de seguridad, no solo para perseguir a los trabajadores sexuales, sino también a colectivos trans u homosexuales. La prostitución es una actividad legal en la Argentina, lo que no es legal es el proxenetismo, pero tenemos este Código Contravencional que al ser tan abierto en este caso le permite a la policía incluso llevarse detenido a los chicos que se juntan en una plaza o pibes que se besan en público”, concluyó Portos.