El tiempo - Tutiempo.net
Domingo, 06 Septiembre 2020 09:34

Juan Martín Tito: “Tenemos que aprender a convivir con el coronavirus”

El joven dirigente reconoce que la cuarentena temprana “salvó miles de vidas”, pero pide una salida cuidada para evitar más daño económico. Apuesta a integrar una lista como candidato a concejal por Cambiemos e intensifica las actividades en barrios en el marco de la crisis sanitaria.

Juan Martín Tito no esconde sus intenciones políticas, todo lo contrario. El joven dirigente de 30 años, con una larga trayectoria en clubes y ONGs de Pilar, cree que ha llegado su momento de dar el salto y buscar representatividad desde la función pública.

 

Integrante de una de las líneas de Juntos por el Cambio, la que también conforma el exedil Sebastián Neuspiller, Tito apuesta a llegar al Concejo Deliberante el año que viene. No obstante, aclara que “es prematuro” empezar a mirar hacia ese horizonte, sobre todo por la crisis fruto de la pandemia por el coronavirus.

 

Donaciones en distintos barrios, entrega de alimentos a sectores vulnerables, o la concreción de ollas populares son algunas de las actividades que viene llevando a cabo con su grupo.

 

No duda en criticar y reconocer, casi en la misma dosis, algunas de las medidas del actual gobierno. Al igual que tampoco se muestra dubitativo si tiene que lanzar cuestionamientos hacia el gobierno del exintendente Nicolás Ducoté. “Digo lo que pienso, no me pongo nunca un casete”, aclara en medio de una entrevista que concedió a Pilar de Todos.

 

Si bien admite que la cuarentena temprana que adoptó el gobierno nacional “sirvió para salvar miles de vidas”, ahora, tras 6 meses de aislamiento, aunque con acatamiento dispar, pide una salida cuidada, con protocolos. “Tenemos que aprender a convivir con el coronavirus”, enfatiza.

 

-¿Cómo estás viendo la situación en los barrios, en el marco de las actividades que realizan?-, preguntó este portal.

-La situación es complicada, estamos en una crisis sanitaria, económica y social impresionante, muy pocas veces vista.  En la parte sanitaria, yo tengo 30 años, nunca vi algo así. El Estado arrancó la cuarentena de una manera muy acertada, hicieron en principio las cosas muy bien, pese a que se cometieron errores, como la acumulación de gente en los cajeros o no se avanzó en la rebaja de sueldos de la clase política. Pero creo que la cuarentena después se extendió bastante, y empezó a chocar con la parte económica, donde la gente empezó a priorizar más lo económico que lo sanitario. En Pilar eso ya se ve con el cierre de casi 10 restaurantes-, contestó Tito.

 

-Pero cuál es el equilibrio, dijiste que nunca viste una situación sanitaria cómo la actual. Uno ve lo que pasa en otros países, donde se habilitan actividades y los casos crecen…

-Partamos de la base que esto es una pandemia, en donde todos vamos a salir perjudicados. La idea es salir lo menos perjudicado posible. El primer mes el gobierno nacional actuó muy bien, se ganó tiempo para mejorar el sistema de salud, se salvaron miles de vidas, pero no había necesidad de estar todos guardados porque no había circulación del virus…

 

-Justamente no había circulación viral porque no había circulación de gente.

-Sí, pero no se puede estar toda la vida encerrado porque hay un virus. Es como que yo quisiera sacar todos los autos de las autopistas porque hay accidentes de tránsito. Por supuesto que entiendo que es una situación compleja, es una manera de vivir a prueba y error. Pero tenemos que aprender a convivir con el coronavirus, es imposible que la gente esté encerrada 6 meses. Empiezan los problemas económicos, sociales, anímicos y también de salud por otras patologías. Justamente ahora deberíamos estar más encerrados, porque hay más casos, pero la gente no lo va a respetar. De hecho, hoy mismo vas a las colectoras de la Panamericana y está todo el mundo jugando a la pelota y tomando mate. Y los que cumplimos la cuarentena como corresponde, sentimos que no hay controles. Lo mismo pasa en los barrios, donde juegan torneos de fútbol 11, es una locura, y no se ve ni un patrullero. Uno no puede sacar políticas públicas si no hay consenso, porque no se van a cumplir. Debemos ir hacia un pacto, donde la clave es aprender a convivir con el virus.

 

-¿Pasar a un esquema de protocolos, y no de aislamiento?

-Sí, pero ya es un poco tarde, porque estamos entre los 10 países con más contagios del mundo, lo que indica que las cosas muy bien no se hicieron. Pero al mismo tiempo reconozco que se salvaron muchas vidas por ese primer mes de cuarentena que sí se cumplió. Pero en este momento la gente no va a respetar volver atrás, por eso debemos ir hacia un pacto, donde se permita cierto comportamiento social, porque si no se ve todo esto como un castigo y no se sabe cuándo va a terminar. Y el daño económico es enorme. Reconozco que se congelaron las tarifas, aunque eso se va a traducir en falta de inversión, y también admito que hay un Estado que está presente, con el IFE o la Tarjeta Alimentaria.  Pero hay gente que viene  a nuestras ollas populares que hace poco tiempo era de clase media.

 

-¿Notás mucha tensión social en los barrios?

-Sí, pero hay un Estado presente, aunque me temo que pueda llegar un momento en que no pueda alcanzar esa asistencia de los gobiernos. El IFE se devalúa y 10 mil pesos no alcanzan, no hay trabajo ni changas, los comerciantes venden poco. La verdadera conclusión la vamos a tener cuando termine la pandemia, hoy es muy temprano y no hay una receta acertada porque ningún país del mundo, salvo Nueva Zelanda, le pudo ganar al coronavirus. No voy a comparar a la Argentina con Uruguay, ellos son 3 millones de habitantes, en un territorio y marco socioeconómico y de conglomerados muy distinto al nuestro, pero tenemos que empezar a salir.

 

-Tenés fuertes críticas pero al mismo tiempo si crees que hay que reconocer algo lo hacés; no es común en alguien de la oposición.

-Por supuesto. Dije que se salvaron muchas vidas debido a la cuarentena inicial y lo reconozco. También sé que el Estado está muy presente con la asistencia en las zonas más vulnerables, tanto en Pilar como a nivel nacional. Y por supuesto que hay temas en los que no estoy de acuerdo y los marco, siempre con mucho respeto. Yo estoy para apoyar al gobierno que sea, de cualquier color político, más allá de que tengo mis preferencias.

 

-Siempre manifestaste que tenías intenciones de ocupar algún cargo público. ¿Dónde te encontrás parado desde lo partidario y qué vas a hacer el año que viene, cuando hay elecciones legislativas?

-Acabo de cumplir 30 años, y decidí prepararme. Tuve oportunidades para postularme como concejal, pero preferí esperar. Vi falta de gestión en los últimos años, con gente que no estaba preparada y no tenía conocimiento de territorio. Soy abogado, y estoy haciendo una maestría en políticas púbicas, pero tengo además un recorrido de más de 12 años en Pilar, de la mano de clubes de barrio y ONG. Y creo que llegó el momento de dar el salto y si bien aún no es momento de hablar de política, no voy a mentir ni ocultar nada. Voy a estar participando el año que viene en alguna lista, en el sector de Cambiemos.

 

-Pero dijiste que durante el gobierno anterior hubo falta de gestión, funcionarios que no conocían Pilar.

-Sí, y es verdad lo que digo. Algo que además lo reconoció el gobierno de ese momento. Como ya dije, no tengo dudas en decir lo que está mal y reconocer lo que está bien, sea del partido político que sea.

 

-¿Hay diálogo con el exintendente Nicolás Ducoté? ¿Crees que es él quien debe liderar la oposición?

-Hace unas 2 semanas tuve una charla virtual, pero nunca fui parte de su equipo ni trabajé con él. Estoy abierto a lo que sea para bien de los pilarenses. Y es muy temprano para hablar de referentes. De hecho este gobierno actual, más allá de las acciones contra la pandemia, no pudo mostrar mucho. Quizá hayan hecho algo, pero la gente hoy está pensando en alimentarse, en no perder el trabajo y en cuidarse la salud. Y el intendente saliente me imagino que debe estar esperando para rearmarse, pero hoy no veo una posición consolidada, pero pasa siempre cuando pierde un gobierno. Al principio están todos dispersos y luego llega el momento de las alianzas. Ducoté es un dirigente que se fue con más del 45% de los votos, con imagen positiva, lo respeto y le deseo lo mejor, tanto a él como al actual intendente (Federico Achával). Y yo estoy, desde el lugar que me toque, para ayudar.

 

Te puede interesar Política

No Internet Connection