El tiempo - Tutiempo.net
Miércoles, 08 Agosto 2018 19:51

Preocupa la creciente adicción a los videojuegos en la Provincia

El Defensor del Pueblo bonaerense busca definir estrategias para evitarlo. Yo hubo contacto con el Senado para delinear normativas que cuiden a niños y adolescentes.

Ante la creciente preocupación que genera la adicción a los videojuegos, que será incluida en la Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se realizó un encuentro en el Senado bonaerense que tuvo el objetivo de delinear posibles pautas de acción vinculadas con la prevención, la concientización y el desarrollo de tratamientos específicos.

En la reunión estuvieron presentes los presidentes de las comisiones de Seguridad y Adicciones, los senadores Marcelo Pacífico y Ana Laura Geloso, y el Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello.

“Se trata de una problemática donde está todo por hacer, dado que las pocas normativas que existen en la Argentina y en la Provincia, en relación a los videojuegos, fueron sancionadas hace varios años. Ahora nos encontramos ante un panorama absolutamente distinto, con otras plataformas y distintas tecnologías mediante las cuales niños, niñas y adolescentes acceden con facilidad a juegos que se pueden descargar on line, algunos de los cuales incluyen contenidos extremadamente violentos”, dijo Martello, quien está a cargo del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría.

“Realmente fue una reunión muy positiva. Coincidimos en la necesidad de visibilizar esta situación, hacer campañas de concientización y, en sintonía con lo establecido por la OMS, empezar a definir políticas que consideren esta adicción como un problema de salud pública”, concluyó el Defensor del Pueblo Adjunto.

La adicción suele hacerse presente con más fuerza en varones, de entre 10 y 35 años, pero también perjudica a las niñas.

Según los especialistas, los adictos a los juegos superan las 25 o 30 horas frente a la pantalla, tienen una necesidad irrefrenable para jugar, y responden de manera emocional intensa cuando no lo pueden hacer, como agresividad, frustración, ansiedad y depresión.

La adicción, además, perjudica el rendimiento escolar o laboral, genera problemas al dormir o se traduce en el cambio brusco de otros hábitos, como nutricionales o sociales.


La Organización Mundial de la Salud, sin embargo, explicó que hay que saber reconocer un uso excesivo de los videojuegos, que no sería perjudicial, contra los que sufren una adicción, que tiene que ver con aquellos que no pueden dejar de hacerlo y si lo hacen sufren un fuerte impacto emocional.

 

Te puede interesar Salud

Estudio Castro
Camioneros - Banner